SOCIEDAD

El camino de Thelma: como llegó a la denuncia y como se gestó la red de contención de actrices

Hace dos meses, Thelma Fardín fue a una asamblea, presentó su caso y pidió ayuda. Como fueron en Nicaragua los eslabones clave para que pudiera hacer la denuncia.

Tras casi diez años de haber sufrido el abuso cuando tan solo era una adolescente, Thelma Fardín asumió que lo que le había pasado había sido una violación y que era momento de dejar de esconderlo y tomar acción, para sanar ella y a la vez salvar a otras chicas de un predador sexual. 

La historia tiene dos caras: cómo se gestó en silencio la red de contención para que Thelma pueda denunciar sin que fuera intimidada y cómo logró radicar la denuncia en Nicaragua, pese a las turbulencias políticas que atraviesa actualmente esa nación. Aquí la historia completa.


La red de contención de Actrices Argentinas

Dicen que fue hace unos dos meses cuando la chica llegó a la asamblea, una de las reuniones que un grupo importante de actrices hacen cada quince días, de esas que empezaron a hacer a partir de la pelea por la legalización del aborto y que, pese a que la ley finalmente no salió, continúan. En el caso de esta joven, era la primera vez que ella iba o al menos la primera vez que la veían y esa tarde justo no eran muchas, no más de 15 o 20. Quienes recuerdan ese momento cuentan que entonces se la vio durante largo rato tímida, "calladita". Y muy joven. Thelma Fardín fue esa tarde a la Asamblea de Actrices Argentinas para pedir ayuda y cuando contó en voz alta lo que le había pasado todas supieron que estaban ante algo gravísimo.

Luego de un largo rato en silencio, Thelma habló. Y dijo algo así como "Vine porque necesito ayuda, tengo que hacer una denuncia en Nicaragua, una denuncia contra un actor que me violó cuando yo tenía 16 años". Tenía que viajar con su abogada y un acompañante a Managua y no tenía los medios para hacerlo. Esa misma tarde dijo también que no quería ir a sentarse a un programa de TV a contar lo que le había pasado, que su idea no era exponerse. En medio del shock, llegaron las preguntas de sus colegas y ahí se supo el nombre del actor denunciado: Juan Darthés. Otra vez Juan Darthés, pensaron todas.

Otra vez. Ya habían recibido denuncias de cuatro o cinco personas, que sumaron relatos de abusos por parte de Darthés, con varias coincidencias. Aunque no las sorprendió, lo que fue un balde de agua fría fue la gravedad del relato de la joven actriz de Patito Feo. Escenario: una menor de edad que está fuera de su casa, en otro país, de gira, en una situación en la que claramente está en inferioridad de condiciones. Un compañero de trabajo más poderoso y mucho más grande: eso es claramente abuso de poder. "Abuso de poder es decirle al otro 'hago esto porque puedo y porque nunca te vas a atrever a denunciarme'", explican.

"No tuvimos dudas, no había ni hay grises en esta historia. Otras veces ante alguna denuncia nos preguntamos qué hacemos y no siempre nos ponemos de acuerdo", le contó a Infobae Julieta Ortega, quien estaba esa tarde en la que todas sintieron escalofríos. Otras veces no llegan a un consenso, en esta oportunidad nadie dudó. "No era acoso, la denuncia era grave, ella tenía 16 años, fue abuso sexual. Por todos lados sentimos que todo era de una contundencia indiscutible", sigue Ortega. "En este caso además había un vínculo de confianza", señala Andrea Pietra. "Es el adulto con poder quien le quema la cabeza a la víctima para hacerle sentir que quiso cuando en realidad no quiso".

Fue en uno de los múltiples chats por los que se comunican las casi 400 actrices que integran el colectivo Actrices Argentinas –la colectiva, la llaman ellas- que Dolores Fonzi sugirió el modo de proteger a Thelma. La idea entonces fue ayudarla económicamente para que pudiera viajar con su abogada y un acompañante para que una vez que volviera con la denuncia penal radicada en Nicaragua, y antes de que todo se filtrara a la prensa, llevar adelante una acción para no dejarla sola. Fue así que surgió la idea de llamar a conferencia de prensa para "que se sintiera abrazada y armarle un colchón de contención. Todavía hoy es una chica muy joven", dice Ortega.

"La idea de ir todas juntas y mostrarnos fue para que a Thelma no le sucediera lo de Calu(Rivero): una piba sola denunciando y toda la sociedad juzgando a la víctima", explica Dolores Fonzi. "Venimos de hace mucho tiempo con esto, hubo mucho trabajo en muchas comisiones y siempre procuramos escuchar a Thelma y atender sus necesidades. Ella se mostró todo el tiempo prudente y consciente de sí misma". Tan pendientes estuvieron de acompañar a la actriz que denunció a Darthés que acordaron dejar en sus manos el video que ayer se mostró durante la conferencia de prensa. "Lo hizo Thelma con amigos que la ayudaron. Confiamos en ella y en su criterio y la dejamos para que hiciera lo que le pareciese lo mejor", cuenta Fonzi.

El silencio fue un acuerdo general: había que proteger a Thelma. Y salvo alguna pequeña filtración, fue un pacto que se respetó. La consigna ("Mirá cómo nos ponemos") que ahora circula por todas las redes sociales surgió entre varias propuestas pero fue la propia Thelma quien aportó esa idea final. "Todas las chicas que lo denunciaron decían lo mismo, que él les decía a ellas 'Mirá cómo me ponés',", le contó a Infobae Melania Buero, recordando este proceso. "Él las culpabilizaba a ellas. Y entonces nosotras le respondemos "Mirá cómo nos ponemos: juntas y organizadas'", dijo la actriz.

Para Ortega, este momento puede funcionar como una bisagra también en relación al trabajo de los chicos actores. "Hay un montón de cosas que no ayudan, que están mal, y eso que en este caso, Thelma era de las más grandes del elenco. Tiene que haber otro tipo de regulación para esos casos, deben ser más los mayores a cargo. Creo que a partir de esto, muchos empiezan a tomar conciencia de que hay un montón de cosas que no están ajustadas y que permiten que estas cosas sucedan".

"A partir de hablar y de sacar a la luz todas estas cosas que están ocultas -y que por eso siguen sucediendo- vamos a cortar con este modus operandi de abuso que, además, hace sentir culpable a la víctima, que por eso no puede hablar: se siente responsable del hecho.", piensa Pietra, que al mismo tiempo no puede dejar de pensar en los más chicos.

"Mi hija de 8 años vio el testimonio varias veces, no evité que lo viera. Creo que acciones como estas ayudan a fortalecer el diálogo con sus padres, le sirven para para saber cuáles son sus derechos. Esto se enseña en la ESI (Educación Sexual Integral) y por eso es fundamental reformular el pedido para que haya ESI en todas las escuelas. Es ahí donde se les enseña a los chicos sus cuáles son sus derechos y sus límites, además del respeto por su cuerpo a rajatabla", insiste Pietra.

Para Julieta Ortega, la posibilidad de que rostros y nombres conocidos le dieran luz a esta denuncia puede aportar a "que la sociedad empiece a tener conciencia de estos temas y que los hombres que tienen poder y abusan de ese poder sepan que las mujeres estamos juntas y organizadas. Y que las chicas que han sufrido algún tipo de situación de violencia sientan que no están solas. Y no solo en nuestro ambiente sino en todos los ámbitos, fábricas, bancos, oficinas…".

"Hoy estamos re conmovidas por la unión y la fuerza que generamos juntas. Y todo lo que pase a partir de ahora, ya sea que aparezcan más denuncias o que cambie la realidad de las causas judiciales, todo lo que pase en función de esta movida nos emociona", asegura Fonzi.

Todas insisten en que falta mucho. Esto recién comienza, dicen, y se entusiasman con la fuerza que adquirieron al reunirse.


El camino en Nicaragua

Hace unos 10 días, Thelma Fardín voló más de 6.000 kilómetros hasta Managua. Una militante feminista nicaragüense que había conocido en un encuentro la había puesto en contacto con María Teresa Blandón, una referente histórica del movimiento de mujeres de ese país.

Fue Teresa -que ahora atiende a Infobae sumergida en otro "día negro" para su país- quien la recibió y pidió apoyo a una reconocida organización de Derechos Humanos. El acompañamiento de ella y de esa ONG terminó siendo clave para que Thelma pudiera iniciar el camino de la búsqueda de justicia a la distancia.

"Esta chavala no tendría ni que haber venido aquí", dice, indignada. "Los delitos sexuales son un problema estructural y lo asombroso es que, a pesar de las leyes que hemos logrado y de que las feministas nos hemos partido la cabeza para sacar estos abusos del silencio, todavía tenemos que hacer estos tránsitos tan difíciles".

tutitulo
Teresa Blandón

Blandón sigue: "El Poder judicial argentino tendría que haber iniciado las averiguaciones pero le dijeron que tenía que hacer la denuncia aquí. ¿Te imaginas lo que fue para esa niña volver al lugar en el que la violaron? El sistema de justicia tendría que ser más comprensivo con las mujeres".

Se refiere a que, según la denuncia, en abril de este año Fardín fue a la Unidad Fiscal Especializada en Violencia Contra las Mujeres (UFEM) de la Argentina, donde le dijeron que no podían investigar un caso que había ocurrido fuera del país. En diálogo con Infobae, la fiscal Mariela Labozzeta dijo que podría haberla hecho acá pero que, efectivamente, tendría que haber esperado a que remitieran la denuncia a Nicaragua.

Thelma llegó junto a una amiga y se alojó en un hotel que, según cuenta Teresa, solventó parcialmente el "Programa feminista La corriente", que ella dirige. Teresa la llevó al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), una organización con 28 años de historia a la que ayer le quitaron la personería jurídica por su defensa acérrima a las víctimas de la represión en las protestas. "En ese contexto de caos -señala la activista- se tomaron el tiempo para atenderla con toda la calidez".

"Hablemos rápido porque la dictadura está sobre nosotros. Hoy nos han eliminado como organización, ya no podremos seguir atendiendo, estamos en una urgencia, vivimos amenazados", explica Gonzalo Carrión, todo de un tirón, del otro lado del teléfono. Carrión es el director jurídico del CENIDH y fue quien le puso el oído, el hombro y acompañó a la joven actriz a recorrer los vericuetos de la justicia extranjera. 

"Thelma llegó a un país que no tiene institucionalidad democrática. Está siendo gobernado por una dictadura y el pueblo es víctima de una situación general de violaciones a todos los Derechos Humanos. Aquí todos los derechos constitucionales están suprimidos o limitados, entre ellos el derecho a la verdad y a la justicia. En ese contexto es que llega la ciudadana argentina. Nos contó lo que sufrió y nos pidió apoyo".

El CENIDH intercedió con un fin: "Que la Justicia la oyera", dice Carrión. Es decir, acompañarla y darle un aval para que pudiera presentar la denuncia penal en el Ministerio Público. Funcionó, porque la fiscalía "ya ha abierto una investigación", sigue.

"La intervención de esta Ong en este tipo de casos es fundamental por los problemas graves de institucionalidad que hay en nuestro país", explica a Infobae Reggie Pérez, periodista de Nicaragua. "Si uno pone una denuncia de este tipo sin un contacto o sin tener una pata política, es probable que duerma el sueño de los justos, o que el actor de la violación quede impune, que es lo que ha ocurrido muchas veces. Si no no hay una instancia de Derechos Humanos que vaya registrando la denuncia y dando seguimiento, lo más seguro es que no prospere".

Es el país en el que la hijastra del presidente Daniel Ortega acusó al mandatario de haber abusado sexualmente de ella desde los 11 años: el país en el que un juez desestimó la denuncia con el argumento de que el delito había prescripto. Es el mismo país -destaca Teresa- en el que "cada año entre 1.500 y 1.700 niñas de entre 10 y 14 años salen embarazadas. Es una tragedia que a nadie le importa".

tutitulo
La emoción de Thelma Fardin al escuchar los cantos para darle aliento

En Argentina, Thelma había tenido el apoyo y asesoramiento de la periodista Luciana Peker durante ocho meses, el del las "Actrices argentinas" (juntaron dinero para los gastos del pasaje y se propusieron no dejarla sola), y en Nicaragua estos dos eslabones le dieron la mano para dar el paso siguiente.

"Le hicieron el examen psicológico para documentar el daño y pudo radicar la denuncia penal. No creas que la respuesta a las niñas aquí suele ser tan ágil", dice Teresa. "Es probable que el fiscal haya querido dar una buena imagen en un contexto en el que el gobierno está siendo denunciado a nivel internacional por la violación a los derechos humanos".

Es como caminar por un sendero que se va desintegrando a cada paso. La Unidad Especializada de delitos contra la Violencia de género en la que Fardín hizo la denuncia "fue desmantelada" por el gobierno: no tiene fondos ni herramientas, denunció ayer otra referente feminista en una entrevista con Infobae.

"El primer paso era lograr que la oyeran, porque hasta los que conocen bien este país sienten el desamparo -cierra Carrión-. Ahora la fiscalía debe investigar y determinar si va a presentar una acusación. Ojalá hagan una investigación a fondo que permita llegar a una decisión bien fundamentada. Nosotros vamos a seguir monitoreando".

En Argentina, la UFEM -la fiscalía especializada en género- está dispuesta a prestar la colaboración que haga falta. Y desde el INAM -el instituto nacional de las Mujeres- Fabiana Túñez confirmó a Infobae que ya está en contacto con la ministra de la Mujer de Nicaragua y con representantes de la Justicia para que el caso se investigue con celeridad.

Thelma llegó a Nicaragua un domingo, se quedó cuatro días, también fue a la embajada a anoticiar al embajador de lo que estaba pasando y a que certificaran la denuncia. Volvió a Buenos Aires este fin de semana. Lo que pasó el martes en un teatro de Buenos Aires, una semana exacta después de haber hecho la denuncia, quedará para la historia.






Infobae

Dejanos tu comentario

500

Hantavirus: cómo se contagia y cuáles son los síntomas de la enfermedad

El repentino brote del virus tiene en estado de alerta a todo el sistema sanitario del país. Ya son 11 las víctimas fatales.

INCENDIO EN EL BARRIO PUJOL (DAVALOS Y AMBROSETTI)

Se trata de un kiosco del lugar que perdió la totalidad de sus productos. 

Valdés habló con Macri sobre las inundaciones y visitará Paso Tala dónde hay 100 evacuados

En el paraje cercano a Perugorría se dispuso la evacuación total de la población. El gobernador irá para constatar el trabajo de asistencia.

El secreto de WhatsApp para que nadie pueda leer tus chats con otros usuarios

El mensajero de Facebook testea el desbloqueo a través de la huella dactilar, una función que incrementará la privacidad de los usuarios.