INTERNACIONALES

Coronavirus: Francia vuelve al confinamiento estricto por un mes y Alemania endurece las restricciones

Mientras la canciller alemana, Angela Merkel, optó por un "confinamiento limitado", el presidente Emmanuel Macron, cuyo país está sometido a cifras exorbitantes de contagios cotidianos, decidió imponer una nueva cuarentena de un mes.

PARÍS.- Francia y Alemania anunciaron hoy nuevas y drásticas medidas de restricción para tratar de contener la catástrofe sanitaria que sumerge a Europa. Mientras la canciller alemana, Angela Merkel, optó por un "confinamiento limitado", el presidente Emmanuel Macron, cuyo país está sometido a cifras exorbitantes de contagios cotidianos, decidió imponer una nueva cuarentena de un mes.

"Las medidas que hemos tomado no bastan. Y la segunda ola será sin duda mucho más dura y mortífera que la primera. Por eso es necesario volver al confinamiento que detuvo el virus la primera vez", anunció anoche el presidente francés durante una intervención televisada de 22 minutos.

Para Macron, se trata de evitar que se cumplan las previsiones: "Si no hacemos algo ya, podríamos llegar a 100.000 nuevos casos diarios", advirtió.

Los franceses volverán al confinamiento a partir del jueves a medianoche. Aunque esta vez habrá algunas diferencias con los dos meses de parálisis nacional que vivió el país entre marzo y mayo: aquellos que no puedan trabajar desde sus casas podrán desplazarse con una atestación del empleador, las escuelas permanecerán abiertas y las visitas a las residencias de ancianos estarán autorizadas.

"Nuestros hijos no pueden permanecer durante mucho tiempo privados de instrucción, educación y contacto con el sistema escolar. Las escuelas permanecerán abiertas, pero con protocolos sanitarios reforzados", dijo Macron.

Como la primera vez, el teletrabajo volverá a ser la regla para las empresas y las universidades, mientras que todos los comercios no esenciales deberán cerrar. Estarán prohibidos los desplazamientos entre regiones y los franceses tendrán que presentar un certificado para salir de sus casas: únicamente por razones médicas, para comprar artículos de primera necesidad o practicar deportes.


La gente camina por el distrito comercial de La Defense, al oeste de París, el 7 de octubre de 2020, mientras el país enfrenta una nueva ola de infecciones por coronanvirus Fuente: AFP

Los detalles precisos que regirán este nuevo confinamiento serán comunicados mañana en conferencia de prensa por el primer ministro, Jean Castex.

Francia, que había impuesto uno de los confinamientos más riguroso de Europa en abril, se debate ahora contra la estampida de una segunda ola de coronavirus que está sumergiendo su sistema sanitario. Esta semana, el país experimentó un récord de 50.000 contagios diarios (33.417 en la jornada de hoy), y las hospitalizaciones y decesos aumentan a ritmo sostenido: más de 2000 pacientes de Covid fueron admitidos en terapia intensiva en los últimos siete días, mientras que en ciertas regiones francesas, la tasa de ocupación de camas disponibles supera el 60%. El martes, hubo 523 decesos, la cifra más alta desde el 13 de abril.

Pero la situación sanitaria es más seria que entonces. "Contrariamente a la primera ola, cuando los casos graves se concentraban en el este y la región parisina, esta vez la epidemia afecta todo el territorio nacional. Es imposible, en consecuencia, trasladar pacientes o desplazar personal médico de una región a otra", explicó el presidente.

Macron también desechó la posibilidad de recurrir a personal médico de otros países europeos: "Todos están tan sumidos en la pandemia como nosotros", afirmó. "Como nosotros, nuestros vecinos fueron sorprendidos por la rapidez y la intensidad con la cual se propaga esta segunda ola", precisó.

El presidente francés anunció además que las fronteras inter-europeas seguirán abiertas durante todo el confinamiento, aunque no sucederá lo mismo con las fronteras exteriores del bloque. "A excepción de los ciudadanos europeos, nadie podrá ingresar al espacio de la UE. Y aquellos que lleguen, deberán someterse a tests de detección cuando bajen de los aviones y trenes", explicó.


El personal médico carga a un paciente infectado con Covid-19 en un avión para una evacuación, en el aeropuerto de Nimes-Garon en Saint-Gilles, el 27 de octubre de 2020 Fuente: AFP

Consciente del esfuerzo económico, social y psicológico que este nuevo confinamiento significará para los franceses,el presidente pidió al país "respetarlo con absoluto rigor durante 15 días". "Si entonces vemos que hemos conseguido controlar la situación, podremos revaluar las cosas y tal vez abrir ciertos comercios", prometió.

Alemania también anunció nuevas medidas restrictivas durante una reunión de crisis, con la esperanza de detener la propagación rápida e "incontrolable" del Covid-19. La canciller Angela Merkel optó, sin embargo, por un "confinamiento limitado", con cierre de restaurantes e instituciones deportivas y culturales a partir del lunes y durante un mes.

Todas las competencias deportivas profesionales, incluidos los partidos del campeonato de fútbol, se realizarán a puertas cerradas. También estarán prohibidas todas las actividades deportivas amateur durante el mes de noviembre. Esas medidas, duras y válidas para todo el país, fueron difícilmente obtenidas por la jefa del gobierno alemán, obligada a negociar con los responsables de cada región.

En conferencia de prensa, Merkel, también anunció que las escuelas y los jardines de infantes seguirán abiertos durante el confinamiento.

Esas medidas se suman a las que ya están en vigor: limitación de número de personas en reuniones privadas, respeto de gestos-barrera, uso de barbijo y utilización de la aplicación que señala los casos-contacto de personas infectadas.

Aun cuando -al igual que durante la primea ola-, la situación alemana es mejor que la de sus vecinos, el mapa sanitario gira progresivamente al rojo. El sábado el país llegó a la cifra récord de 14.714 contagios.


Un ataúd con la inscripción "Industria de eventos" se colocó cerca de la torre de televisión de Berlín durante una manifestación para pedir ayuda para el sector de eventos que está en crisis debido a la pandemia de coronavirus el 28 de octubre de 2020 en Berlín Fuente: AFP

"Probablemente tengamos 20.000 nuevas infecciones desde la semana próxima", advirtió el ministro de Economía, Peter Almaier.

Como en Francia, el gobierno alemán anunció nuevos programas de ayuda de emergencia para sostener el sector económico duramente afectado por las restricciones en un periodo del año en que realizan sus mejores cifras de negocios.

Por la tarde, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, había reconocido la gravedad de la situación y exhortó a los Estados miembros a colaborar estrechamente.

"La situación es muy grave. Debemos intensificar las respuestas a nivel europeo", dijo. La jefa del ejecutivo europeo anunció además que el bloque destinará 100 millones de euros para la compra y distribución de tests rápidos de detección.

Los 27 líderes europeos se encontrarán mañana en videoconferencia para coordinar esa acción. Las medidas de reconfinamiento más o menos rigurosas se multiplicaron en los últimos días en el espacio europeo para hacer frente al avance desmesurado de contagios de la pandemia.







Fuente: La Nación (Luisa Corradini)

Dejanos tu comentario

500

Trump autorizó la transición con Biden, tras semanas de resistencia

El presidente de EEUU dijo que ya no se opone a que el gobierno ayude al equipo de transición de Joe Biden.

Nueva York: hallan cientos de muertos por coronavirus almacenados en camiones

Según datos del Wall Street Journal, se trata de unos 650 cuerpos y que en su mayoría son las primeras víctimas de Covid-19.  

La cruda imagen de una escolta de la reina de Tailandia que escandaliza al mundo

Una imagen involucra en una nueva polémica al soberano Maha Vajiralongkorn, conocido como Rama X, y a Suthida, una de sus esposas.

Unicef alerta de que el coronavirus puede dejar una "generación perdida"

Amenaza con causar daños "irreversibles" a la educación, la nutrición y el bienestar de los menores de todo el mundo