INTERNACIONALES

Pastor se baña en “agua bendita” y obliga a la gente a que la beba para “purificarse”

Asegura que Dios le reveló que tenía el don de producir esa agua, diferente a las demás. 

Un pastor que pertenece a una iglesia en Ghana denominada “Iglesia de la Nación del Fin de los Tiempos” ha sido evidenciado en redes sociales por llevar a cabo un “ritual de purificación”, por el cual cobra varios cientos de dólares y que para muchos resulta ser bastante insalubre.

En un video que fue subido a Instagram se puede ver a este pastor únicamente en ropa interior, dentro de un gran bote de agua, mientras una larga fila de personas lo esperan.

El pastor dice unas palabras antes de sumergir su cuerpo en el bote, pues según Dios le habría dicho que debía hacer eso para producir agua bendita especial, que da otro tipo de bendiciones.

Pero para que las personas puedan “purificarse” con esa “agua bendita”, la gente debe de beberla.

Los comentarios negativos sobre este ritual no se han hecho esperar; los usuarios han catalogado este hecho como asqueroso y que puede poner en riesgo la salud de quien lo lleva a cabo.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

and they did!

Una publicación compartida de Lindaikejiblog (@lindaikejiblogofficial) el



Fuente: La Prensa Gráfica 

Dejanos tu comentario

500

Tiroteo en una fábrica de cerveza: siete muertos

El tiroteo ocurrió en una fábrica de cerveza de la compañía Molson Coors. El atacante sería empleado de la empresa.

Coronavirus: el paciente brasileño contagiado organizó una fiesta para 30 personas antes de ser internado

Las personas que participaron de la reunión se encuentran bajo seguimiento médico. El paciente está aislado en su casa de San Pablo, donde permanecerá por

Pánico por Coronavirus en Italia: una correntina cuenta cómo es el día a día

Mariana Romero es de Corrientes y hace 6 años vive en Italia. En comunicación con Equipo de Noticias contó cómo es vivir en el país donde

Detectaron en Brasil el primer caso de coronavirus de Latinoamérica

Se trata de un hombre de 61 años de San Pablo que estuvo en Lombardía, Italia. Estudian un posible segundo caso.