INTERNACIONALES

Un prestigioso investigador aseguró que el canibalismo podría ser la clave para salvar el planeta

Según el docente, comer cadáveres humanos en lugar de carne y verduras podría llegar a ser la solución del problema medioambiental.

Magnus Soderlund, profesor de la Escuela de Economía de Estocolmo, en Suecia, sorprendió a todos luego de sugerir en plena entrevista emitida por un programa de televisión local que el canibalismo podría ser a solución para salvar al planeta del cambio climático.

El docente habló de la necesidad de consumir carne humana para frenar el calentamiento global ya que esta reemplazaría a la carne y verduras que, según varios ecologistas, son los alimentos que más contribuyen al problema medioambiental.



De todas maneras, el profesor es consciente de que su propuesta presentaría varios obstáculos teniendo en cuenta los tabús culturales con respecto a los cadáveres humanos y el respeto que merece.

Magnus, que además estudió la ciencia del comportamiento, admitió que la sociedad moderna es "ligeramente conservadora" cuando se trata de comer cosas inusuales, como lo pueden ser los cadáveres humanos, por lo que su propuesta podría estar muy lejos de hacerse realidad.








Fuente: Diario Registrado
 

Dejanos tu comentario

500

Fue al hospital por una tos y regresó a su hogar sin ambas piernas y un brazo

Una extraña enfermedad hizo que tras los síntomas de una pequeña infección fuera necesario amputar sus extremidades.

Adolescente muere quemada tras imitar un tutorial para preparar palomitas de maíz en una lata de gaseosa

Otra niña, de 12 años, también resultó gravemente herida, pero se encuentra ya fuera de peligro.

Con una imagen de Google Earth encontraron el esqueleto de un hombre desaparecido en 1997

El último contacto que tuvo la víctima con su familia fue un llamado donde avisaba que pronto iba a llegar su casa. Desde ese entonces

Un experimento con mosquitos transgénicos en Brasil salió mal y ahora son más potentes

Gran parte de los insectos con modificaciones genéticas soltados en Brasil procrean exitosamente en lugar de extinguirse en la primera generación, según un estudio.