NACIONALES

En Argentina nacen casi 100 mil chicos por año de madres adolescentes

Corresponden al 14% de los nacimientos del país y se trata de mujeres menores a 19 años.

En la Argentina, el 14% de los nacimientos son de mujeres menores de 19 años, casi 100 mil casos por año, una proporción que se mantiene estable desde hace más de 15 años a pesar de que la fecundidad en el resto de la población bajó durante este período.

“En el país, en donde la fecundidad total es relativamente baja, la tasa de fecundidad adolescente es desproporcionadamente alta y no ha descendido de la misma manera que la de las adultas”, señala un estudio del Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva (OSSYR) del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES) y el Centro Rosarino de Estudios Perinatales (CREP).

De acuerdo con datos del Banco Mundial, la tasa de natalidad en la Argentina bajó de manera constante en los últimos 20 años, de 20,5 cada mil habitantes en 1995 a 17,3 en 2015, último dato disponible.

El embarazo adolescente tiene serias consecuencias. Por un lado, sobre la salud. “Comparadas con mujeres de 20 a 24 años, las niñas madres menores de 15 años corren cuatro veces más riesgo de muerte en el embarazo”, señala un informe de Amnistía Internacional sobre el tema.

También es mayor la mortalidad infantil: entre las mujeres menores de 15 años es de un 24,4 por cada mil nacidos; entre las de 15 y 19 años es del 13,9; mientras que para las mujeres mayores de 20 años es de 9,3, de acuerdo con un estudio del Centro de Estudios de Población (CENEP) con datos entre 2010 y 2012.

Además, influye sobre la trayectoria escolar y, por lo tanto, en la inserción en el mercado laboral de esas mujeres. En base a diferentes estudios, el Banco Mundial concluye que hay “una correlación significativa entre la maternidad temprana, menor rendimiento educativo y peores resultados en el mercado laboral para las mujeres”.

“Implementar acciones para evitar los embarazos no intencionales en la adolescencia necesita de políticas estructurales, que incluyen desde un mejor acceso a centros de salud y a métodos anticonceptivos hasta una mayor retención de las chicas en la escuela”, señaló a Chequeado Mariana Romero, médica e investigadora del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES-Conicet). Más de la mitad de los embarazos adolescentes se da cuando las adolescentes ya no están en la escuela, de acuerdo con un estudio de 2013 que analizó la situación en cuatro provincias de la Argentina.

Otro punto importante en las políticas, señaló Romero, “es la coordinación con las diferentes jurisdicciones, para tener en cuenta las problemáticas locales”. Hay diferencias marcadas entre las provincias, con tasas que van desde 13,2 cada mil adolescentes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hasta el 55,3 en Chaco.

En su discurso ante el Congreso del 1 de marzo último, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, habló de esta problemática y desde el Ministerio de Desarrollo Social se está trabajando en la elaboración de un Plan Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo no Intencional en la Adolescencia, que articulará junto con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, según informó la cartera que lidera la ministra Carolina Stanley.








Chequeado.com (Olivia Sohr)

Dejanos tu comentario

500

Declaran los dos iraníes detenidos con pasaportes falsos

Migraciones reconoció errores en el protocolo que permitió sus ingresos el 12 de marzo.

El mapa de las provincias con más violadores de la Argentina: hay más de 23 mil delincuentes sexuales

Todos ellos tienen condena firme. El Registro de Datos Genéticos a cargo del Ministerio de Justicia busca sus muestras de ADN para resolver casos abiertos.

La Casa Rosada desplegó una bandera por el 207° aniversario de los Granaderos

La imagen fue desplegada para conmemorar un nuevo aniversario del icónico regimiento, creado por el héroe de independencia, General José de San Martín. 

Catamarca: una joven murió tras intentar hacerse un aborto con un perejil

Una mujer de 30 años murió tras llegar al hospital inconsciente luego de realizarse un abortoclandestino con un perejil en San Fernando del Valle de Catamarca.